LA DIETA DE LAS HIENAS RAYADAS

con 1 comentario

Las hienas rayadas son conocidas por su actividad carroñera, es decir, buscan alimento entre los restos de animales que otros han cazado, como restos del festín de algún león, o restos de animales muertos que encuentran. Sin embargo, también son grandes cazadoras.

Es cierto que pueden comer todo tipo de alimentos que imaginéis: una gran variedad de vertebrados e invertebrados, verduras, frutas, por lo que se consideran omnívoras. La pérdida de hábitat, presas y recursos ha llevado a muchas de ellas a entrar en conflicto con poblaciones humanas. Se han dado ya casos en los que se cuelan en campos de cultivos, e incluso han llegado  a registrarse saqueos en tumbas de cementerios humanos, como ha ocurrido en algunas zonas de Israel, para alimentarse de los huesos.

Esta no es su alimentación usual, claro está, es a lo que les ha llevado la invasión por parte del ser humanos de sus hábitats y por tanto, como ya indicaba, la pérdida de recursos naturales.

Además de su actividad de carroñeo, como comenzaba diciendo, son grandes cazadoras aunque este hecho no es tan popularmente conocido. Dependiendo de la zona donde habiten y alimento disponible, entre el 50 y 80% de su alimento viene de la caza que ellas mismas protagonizan, por lo que pueden ser más cazadoras que carroñeras.

Las técnicas de caza de las hienas pueden llegar a ser muy sofisticadas, puesto que están relacionadas con su estructura social. Existe otra falsa creencia sobre su comportamiento, y es que son animales solitarios. Los estudios realizados realmente apuntan a todo lo contrario: los grupos de hienas se encuentran en las zonas de caza, y entre ellas se crea una estructura jerarquizada con una hembra al frente. No suelen formar grandes grupos, y el forrajeo suelen hacerlo en solitario, pero no existen estudios concluyentes con la suficiente información, puesto que la mayoría de los datos recogidos sobre las relaciones sociales de estas se han hecho en cautividad, donde su comportamiento natural es alterado de forma inevitable.

En este enlace os dejo el link a “BEHAVIORAL ECOLOGY OF THE STRIPED HYENA (Hyaena hyaena)” de  Aaron Parker Wagner, donde recoge gran cantidad de información sobre ecología y comportamiento de la especie, aunque aún queda por conocer, sobre todo ahora que empieza a existir un creciente conflicto con el ser humano  al que habrá que dar una solución que no ponga en peligro a la especie como ya sucede con el león o el elefante.

Siguiendo Sara:

Últimas publicaciones de

Un comentario

  1. Virginia
    | Responder

    Me encanta todo…me he enamorado brutalmente …
    Quiero ir a algún workshop aunque no sea de Madrid
    Un saludo

Dejar un comentario