EL GPS DE LOS PÁJAROS

con No hay comentarios

Muchas aves vuelan grandes distancias para desplazarse a los lugares que mejor les convenga por cantidad de alimento, clima, etc. Estos grandes desplazamientos se repiten todos los años y son las llamadas migraciones. A pesar de las largas distancias recorridas, las aves son capaces de volver siempre al mismo punto, podéis comprobar si tenéis cerca de casa nidos de golondrinas o vencejos, que todas las primaveras vuelven sin falta al mismo nido, la orientación de las aves es perfecta ¿Qué GPS utilizan para no perderse? Pues utilizan varios:

En primer lugar utilizan señales visuales para ir reconociendo el camino, igual que cuando nosotros vamos a un sitio nuevo intentamos recordar algún edificio o señal que sea identificativa para poder volver sin perdernos. En el caso de las aves suelen utilizar como indicadores visuales las líneas costeras, las grandes cordilleras, o los ríos, ya que desde el aire cuando van volando ven estas formaciones como líneas. Sin embargo, esto sólo sería insuficiente puesto que pueden volar de noche o con condiciones climáticas adversas que no les permiten ver estas señales, y aún así encuentran su destino.

Para ello tienen incorporada una “brújula”, son capaces de detectar el campo magnético de la Tierra y por tanto saber en qué hemisferio se encuentran y en qué dirección van. Un equipo de investigadores de la Universidad de Pekín descubrió que el sensor de la brújula sería una proteína que las palomas tienen en la retina. Es algo así como si las aves llevaran unas supergafas con una brújula.

Además utilizan el sol y las estrellas: hay pájaros que migran por la noche y sabemos que se orientan principalmente gracias a las estrellas, como los azulejos índigo que estudió Emle. Para iniciar el vuelo buscan una dirección que les indique el rumbo que tomar y ésta suele estar determinada por la estrella polar. En algunos casos, simplemente observando las posiciones relativas de otras estrellas son capaces de orientarse. Esto es una habilidad que adquieren por aprendizaje. Respecto al sol, utilizan la luz que proyecta el sol en el horizonte para determinar la dirección del vuelo. No está claro que las aves hagan uso de la luz polarizada para orientarse durante el día, cuando está nublado y les resulta difícil determinar la posición del sol. Lo que sí se ha demostrado es que en determinados momentos de la jornada algunos pájaros recurren a la luz polarizada para corregir su rumbo.

En cualquier caso, el GPS de las aves es un mecanismo muy complejo, del que aún quedan muchos detalles por descubrir, pero seguro funciona mejor que los que llevamos nosotros en nuestros coches.

Siguiendo Sara:

Últimas publicaciones de

Dejar un comentario