LEONES A DOMICILIO

con No hay comentarios

Hubo un tiempo en el que los leones se encontraban presentes en la mayor parte de África y en zonas de Asia y Europa. Hoy sólo se encuentran en algunas partes del África subsahariana, a excepción de una muy reducida población que resiste a la extinción en el Bosque de Gir, en India, conocidos como leones asiáticos.

El hecho de que sea fácil verlos en los zoológicos (están muy extendidos en cautividad), nos da una falsa sensación de que existe un gran número de ellos, pero lo cierto es, según datos de National Geographic, que la población de leones ha descendido un 90% en los últimos 75 años. Actualmente no llegan a 7500 leones en todo el mundo, según datos de la UICN.

La principal causa de la desaparición del león es el ser humano. El león ha sido cazado y perseguido durante décadas, supone un riesgo para el ganado en África, y a día de hoy es necesario sumarle el activo comercio ilegal. El conflicto con las poblaciones humanas comienza por la competitividad por el ganado: los masais no viven de la caza, no cazan a los leones, pero los leones quieren lo que ellos más aprecian: su ganado (esto puede recordarnos al conflicto lobo-ganaderos en España). Por ello a muchos se les ha dado caza.

El rey de la selva ha tenido que sufrir además su título, al convertirse en el trofeo rey de los cazadores, no locales, sino europeos y estadounidenses que viajan a África en su búsqueda. Esto ha hecho crecer las granjas de leones para la llamada “caza enlatada”, que consiste en la cría de leones para ser cazados a gusto de consumidor, es decir, existen granjas de leones que nacen y se crían para ser cazados. Esta horrible práctica afecta a unos 8000 leones al año, por lo que la UICN reclama a países como Sudáfrica la prohibición antes del 2020 de la cría en cautividad de leones destinados a esta vergonzosa práctica, que tanto enriquece a algunos. El documental Blood Lion lo refleja claramente, es duro, pero lo recomiendo al 100% para abrirnos los ojos respecto a esta realidad. Os dejo aquí el trailer:

Otra amenaza es el comercio ilegal de estos animales para el mascotismo, ya que aunque parezca mentira, hay más gente de la que imaginamos que tiene un león en su jardín. La ley española permite la tenencia de estos animales siempre que tengamos un Núcleo Zoológico y los correspondientes documentos del animal en regla. Esto hace que crezcan los criaderos de grandes felinos.

Si buscáis en Google “comprar león africano” encontraréis fácilmente foros, webs, y páginas de facebook con información para tener vuestra nueva “mascota”. Incluso encontraréis vídeos en youtube de personas que ya las tienen de mascotas, como podéis ver en los enlaces:

http://www.faunaexotica.net/threads/leon-africano-permisos-necesarios.79540/

https://www.facebook.com/cofaunainteractiva/

http://www.tigrepedia.com/donde-y-como-comprar-tigres/

https://www.youtube.com/watch?v=AiJuPEeOHnk#ws

Por supuesto, quiero dejar clara mi total oposición a este tipo de prácticas. Estos animales recorren km a lo largo del día, necesitan por tanto un gran espacio para vivir y una alimentación adecuada. Viven en la naturaleza porque son parte de ella, no tenemos derecho a encerrarlos en nuestros jardines traseros, simplemente poneros en el lugar del león o el tigre y pensad si es feliz encerrado entre esas cuatro rejas de por vida o si preferiría estar corriendo en libertad. Me gustaría destacar la cantidad de likes que tiene el vídeo (lo he escogido al azar, ha sido el primero que me ha salido y no sé quien es este chico y por tanto mis críticas no van dirigidas en concreto hacia su persona), cada like favorece esta tenencia de animales salvajes, y está en manos de todos y todas decidir qué likes damos.

Esos animales no juegan amistosamente con un humano porque sí, se les ha robado su naturaleza salvaje, y no sé si es el caso de los animales que se ven en este vídeo, pero por ejemplo en la página de facebook podemos leer en algunos post que se les entregan a los dueños sabiendo obedecer órdenes. Yo he criado leones: no son animales domésticos, nunca probé a intentar que obedecieran una orden, pero estoy segura que el proceso conlleva maltrato de alguna forma. Maltrato físico o psicológico. De hecho, en algunas imágenes se les ve una pequeña heridita en el hocico, sobre la trufa. Estas heridas se las hacen ellos solos al rozarse continuadamente contra una reja o alguna superficie y es la consecuencia de un movimiento repetido por estrés.

Muchos de estos cachorros que se pueden comprar una vez que crecen y los dueños descubren la fuerza y el riesgo que pueden conllevar acaban sufriendo mutilaciones: se les arranca dientes y uñas, y esto en el mejor de los casos, porque en muchos otros se les acaba dando muerte debido a que no pueden mantenerlos en sus casas.

Mientras que la población de leones disminuye y desaparecen de la naturaleza, estos animales se reproducen en cautividad, para el “disfrute” de algunos. En zoológicos y centros especializados que trabajan en planes de conservación, esta reproducción si puede ser positiva, puesto que aumenta la población de leones, y se puede crear un programa de reintroducción. Además, en centros especializados estos animales están en manos de profesionales, aunque siempre debemos comprobar la existencia de estos planes de conservación antes de visitar a un zoológico, porque en esta búsqueda por las webs para la compra de leones, he podido leer como contacto el nombre de un director de un zoológico en España, aunque no sabemos si realmente ha llegado a vender leones a particulares puesto que no lo reflejan claramente. Ante la ley no haría nada malo, puesto que no la está infringiendo mientras toda la documentación esté en orden. Esto nos lleva a pensar que quizás lo que hace falta ses una ley más restrictiva y protectora hacia estos animales.

Perdón por enrollarme y que me haya quedado este post un poco más largo de lo habitual, pero creo que la ocasión lo merecía. Continúo el viernes con una segunda parte en la que me centraré en las personas y organizaciones que trabajan en favor de estos preciosos animales, no todo es malo 😉

Siguiendo Sara:

Últimas publicaciones de

Dejar un comentario