LOS EXCLUSIVOS PIGMENTOS DE LOS TURACOS

con No hay comentarios

Los turacos son un grupo aves africanas que destacan por sus llamativos colores. El turaco de la imagen además del verde y el morado, cuando vuela y extiende sus alas vemos que escondían en las plumas un fuerte color rosa oscuro o rojo.

Estos colores son característicos de ciertas especies del género turaco: en las plumas llevan un pigmento (sustancia que les da color) a base de cobre llamado turacina. La turacina  da el color rojo y sólo se encuentra en estas aves. Lo mismo ocurre con el color verde. Es el único pigmento realmente verde en el grupo de las aves y lo produce otro pigmento único de estas aves: la turacoverdina.

Si este es el único pigmento realmente verde ¿Cómo es posible que veamos las plumas de muchos loros de este mismo color? Esto se debe a que los llamativos colores del plumaje de las aves son en realidad ilusiones ópticas provocadas por la estructura de las plumas de muchas aves: los colores son el resultado de la descomposición luz que se proyecta sobre la pluma y es reflejada hacia los ojos del observador. Así, el blanco de las plumas de las cacatúas se debe a que toda la luz que reciben la reflejan. Las plumas verdes de los loros están constituidas de una forma parecida: tienen una capa amarilla pardos sobre las células que reflejan la luz azul, y en consecuencia surge el verde. Es por esto que el pigmento de los turacos es tan especial.

Otras aves, como los flamencos, obtienen el pigmento de sus plumas del alimento: al alimentarse de algas, crustáceos o plancton, obtienen de ellos carotenoides. En concreto el pigmento carotenoide que utilizan se llama cantaxantina, y está presente en muchos otros elementos de la naturaleza. Cuando los flamencos ingieren la comida, este compuesto llega hasta el hígado donde se descompone y dispersa tiñendo sus plumas , pico y patas con colores rosados y anaranjados. Es común cuando están en cautividad que pierdan parte de su color (o mejor dicho que no lleguen a tener ese color rosado tan intenso), por ello es necesario que tengan una dieta especializada. Existen piensos específicos para ellos, que contienen los pigmentos necesarios y además son flotantes (se les echan el agua) para asemejar así lo más posible su alimentación a como lo harían en la naturaleza.

Siguiendo Sara:

Últimas publicaciones de

Dejar un comentario