LOS RINOS NOS NECESITAN

con No hay comentarios

La muerte de Sudán, el último rinoceronte blanco del norte, ha puesto el foco de nuevo sobre estos preciosos animales, quienes necesitan toda nuestra ayuda para poder sobrevivir como especie. Sudán era el último macho de esta subespecie, pero existen varias especies de rinocerontes, distribuidas por diferentes puntos del mundo y con sus propias características, pero todas tienen algo en común: la amenaza de la extinción.

El rinoceronte blanco (Ceratotherium simum) es precisamente un ejemplo de éxito de recuperación de la especie, puesto que  a principio del siglo XX quedaban menos de 100 ejemplares y hoy hay más de 20.000 viviendo en libertad. Si esto es así ¿Por qué todo el mundo habla de la extinción del rinocerote blanco con la muerte de Sudán? Pues porque existen dos subespecies que viven en zonas diferentes de África, y los datos dados son de la subespecie de rinoceronte blanco del sur (Sudáfrica, Namibia, Zimbabwe y Kenia). Sudán como decíamos es un rinoceronte blanco del norte, y de esta subespecie por desgracia ya nos hemos despedido. Los rinocerontes blancos pueden pesar hasta 3.5 toneladas, los machos son muy territoriales y compiten usando sus cuernos por las hembras. Viven en grupos de más de 10 miembros, por lo que tienen sus propias y complejas estructuras sociales.

El otro rinoceronte que vive en África es el rinoceronte negro (Dioceros bicornis), catalogado “en peligro de extinción” ya que quedan en libertad tan solo 5.000 ejemplares. Viven en Namibia, Sudáfrica y Kenya, y son más pequeños que sus familiares, ya que como mucho llegan a pesar 1.5 toneladas.

Además de los rinocerontes africanos tenemos otras tres especies en Asia: el rinoceronte de Java (Rhinoceros sondaicus) está en peligro crítico de extinción, ¡sólo quedan 63 individuos! según el último censo en Java (Indonesia). Se diferencia por su negro pelaje y su gran cuerno, de hasta 25cm.

Del rinoceronte de Sumatra (Dierorhinus sumatrensis) quedan menos de 100 individuos, está en peligro crítico de extinción y se caracteriza por su pelo que es largo y rojizo. Además es el único rinoceronte de los asiáticos con dos cuernos.

Por último, el rinoceronte Indio (Rhinoceros unicornis) parece ser que está recuperándose poco a poco, pero aún así tan solo quedan 3.500 individuos, por lo que se sigue considerando vulnerable. Este es el más grande de toda la familia, puede pesar hasta 4 toneladas y medir 3 metros de largo. Su piel es muy fuerte, de color gris o marrón con muchos pliegues, lo que puede hacerle parecer un “armadillo gigante”.

Pero, ¿por qué desaparecen los rinocerontes? ¿Qué está provocando su extinción? Pues una vez más la mano del hombre se encuentra detrás. En primer lugar son cazados para quitarles su cuerno. El cuerno del rinoceronte tiene la falsa leyenda asociada de que tiene poderes curativos, últimamente incluso se extendió que podía curar el cáncer, sin embargo, tiene el mismo poder curativo que podrían tener nuestras uñas, puesto que tiene exactamente la misma composición: queratina. Si ponéis en Google “cuerno rinoceronte” automáticamente os aparecen las sugerencias relacionadas con esto, y si añadís “cuerno rinoceronte c” aparece directamente relacionado con el cáncer. Esto último lo he descubierto buscando una imagen relacionada con la composición del cuerno que pudiera poner en el post, pero me parece aún más llamativas las sugerencias de Google porque es una prueba de lo extendidas que están estas falsas creencias.

La queratina forma el pelo y las uñas de los mamíferos, el cuerno del rinoceronte ni siquiera tiene una estructura ósea, por lo que cuando lo pulverizan para venderlo están causando un horrible daño al animal que muere por la herida y están vendiendo “uñas o pelo pulverizado”.

Otra de las amenazas es la pérdida de sus hábitats. La extensión de las urbes, y sobre todo las explotaciones para cultivos, están destrozando hábitats en todo el mundo, algunas de las localizaciones del rinoceronte coincide con zonas que concentran muchas especies amenazadas por el mismo motivo, como son Borneo, Sumatra o Sudáfrica. La deforestación en Asia está arrasando con el hábitat del rinoceronte, tigres, elefantes, orangutanes…

Además, el rinoceronte se encuentra entre los llamados “Big Five“, los cinco grandes animales que son necesarios ver en cualquier safari. Sin embargo esto es un arma de doble filo. Por un lado es posible crear programas de conservación ya que se pone en valor este animal y se puede plantear un turismo sostenible y respetuoso con el animal, pero por otro lado se convierte en un gran reclamo para cazadores furtivos puesto que se convierte en una presa de gran valor.

Estos problemas a los que se enfrenta la especie, causados por el ser humano, son motivo de extinción de muchas especies, está afectando a ecosistemas completos. Desde WWF ponen a nuestra disposición información sobre las diferentes especies de rinoceronte. Además, nos cuentan cómo ayudan a la especie y cómo nosotros podemos ayudarla, colaborando con ello o con nuestras acciones diarias (no consumiendo productos que provocan la deforestación en Asia por ejemplo).

La asociación Helping Rhinos, quienes nos dejan esta imagen de rinocerontes blancos del sur, trabaja en la conservación de la especie, podéis encontrar mucha información en su web, y también ofrece diferentes opciones para colaborar o ayudarles ya sea participando en voluntariados, comprando merchandasing, etc. Así que os recomiendo que entréis en su web y echéis un vistazo 😉 podéis seguirlos en instagram en su cuenta @helpingrhinos

Gracias a los programas de conservación ya hay dos especies que parecen estar llegando a la zona fuera de peligro, pero otras están en el límite, por lo que queda mucho trabajo por hacer y queda comprobado que los programas de conservación dan su fruto y buen resultado.

 

Siguiendo Sara:

Últimas publicaciones de

Dejar un comentario