Si tienes un amigo peludo en casa, es importante que conozcas los detalles de su bienestar. Entre ellos, saber cuál es la temperatura normal de un perro es fundamental para asegurarte de que tu compañero se encuentra en un estado óptimo de salud y actuar rápidamente en caso de que algo no esté bien.

La temperatura corporal de un can indica mucho sobre su condición física. A diferencia de los humanos, los perros tienen un rango de temperatura normal más elevado, por lo que es crucial conocer estos valores para detectar posibles problemas a tiempo.

Cómo medir la temperatura a un perro en casa

Medir la temperatura de tu perro en casa es un procedimiento sencillo que puede realizarse con un termómetro rectal para perros. Es importante que el termómetro esté limpio y lubricado antes de su uso para no incomodar al animal. Aquí te explicamos cómo hacerlo correctamente:

  • Lubrica la punta del termómetro con vaselina o cualquier lubricante a base de agua.
  • Ten a tu perro tranquilo y en una posición segura.
  • Levanta su cola e inserta con cuidado el termómetro en su recto.
  • Mantén el termómetro en su lugar durante el tiempo que indique las instrucciones, generalmente unos segundos.
  • Retira con cuidado y lee la temperatura.

Recuerda actuar con calma y seguridad para que tu mascota se sienta tranquila durante el proceso. Si nunca has realizado esta operación, puede ser útil practicarla bajo la supervisión de un veterinario.

Señales de fiebre en perros

Un perro con fiebre puede mostrar varios síntomas que, como dueño, debes aprender a reconocer. Algunos de los fiebre en perros síntomas más comunes incluyen:

  • Incremento de la temperatura corporal por encima del rango normal.
  • Letargo y falta de interés por jugar o realizar actividades habituales.
  • Temblor o escalofríos a pesar de estar en un entorno cálido.
  • Pérdida de apetito y posiblemente de peso.
  • Ojos rojos y/o secreción nasal.

Estos signos pueden indicar que algo no está bien con la salud de tu mascota y es recomendable actuar rápidamente.

Causas comunes de fiebre en perros

Las causas de la fiebre en perros pueden ser variadas y a menudo son un indicativo de que el cuerpo está luchando contra una infección o enfermedad. Entre las causas más habituales encontramos:

  • Infecciones bacterianas, víricas o por hongos.
  • Enfermedades inflamatorias como la pancreatitis.
  • Intoxicaciones o reacciones a medicamentos.
  • Golpes de calor, especialmente en verano.
  • Enfermedades transmitidas por ectoparásitos como las garrapatas.

Identificar la causa subyacente es crucial para el tratamiento adecuado y la recuperación de tu perro.

Qué hacer si tu perro tiene fiebre

Si has determinado que tu perro tiene fiebre, es importante tomar ciertas medidas:

  1. Proporcionar un ambiente fresco y cómodo para tu mascota.
  2. Ofrecer agua fresca para mantenerlo hidratado.
  3. No medicar sin la prescripción de un veterinario.
  4. Aplicar paños húmedos en su cabeza, cuello y patas para ayudar a reducir la fiebre.
  5. Contactar con un profesional para recibir asesoramiento.

Estos pasos pueden ayudar a aliviar el malestar de tu perro mientras buscas atención veterinaria profesional.

Diferencias entre fiebre y hipotermia en perros

Es importante no confundir la fiebre con la hipotermia, que ocurre cuando la temperatura corporal del perro es demasiado baja. Mientras que la fiebre puede ser causada por infecciones o enfermedades, la hipotermia puede ser el resultado de exposición prolongada al frío, shock o enfermedades que disminuyen la capacidad del cuerpo para regular la temperatura.

Un perro con hipotermia puede mostrarse letárgico, tener la piel fría, temblar y moverse lentamente. Si sospechas que tu perro tiene hipotermia, es igualmente importante buscar atención veterinaria inmediata.

Cuándo consultar al veterinario por fiebre en perros

Si bien algunos casos de fiebre pueden resolverse sin intervención médica, es importante saber cuándo llevar a tu perro al veterinario. Debes consultar a un profesional si:

  • La temperatura de tu perro supera los 39.2 ºC.
  • Tu perro muestra síntomas de dolor, convulsiones o letargo extremo.
  • La fiebre persiste durante más de 24 horas o se presenta de manera recurrente.
  • Hay signos de deshidratación o no quiere beber agua.
  • Observas otros síntomas preocupantes, como problemas respiratorios o vómitos.

En estos casos, el veterinario puede realizar pruebas adicionales para determinar la causa de la fiebre y el mejor tratamiento.

Preguntas relacionadas sobre cómo cuidar la salud de tu perro

¿Cuándo se considera que un perro tiene fiebre?

Se considera que un perro tiene fiebre cuando su temperatura corporal es superior a 39.2 ºC. Es importante tener en cuenta que la temperatura puede variar ligeramente dependiendo de la raza, la edad y las actividades recientes.

Observar el comportamiento del perro también puede ofrecer indicios de un posible aumento de temperatura corporal. Consultar con un veterinario es la mejor manera de determinar si tu perro tiene fiebre.

¿Cuál es la temperatura de un perro con fiebre?

La temperatura de un perro con fiebre suele ser superior a 39.2 ºC. Sin embargo, es importante medir la temperatura correctamente con un termómetro rectal dedicado para obtener un valor preciso.

Cualquier incremento sustancial sobre el rango normal puede ser considerado fiebre y motivo de atención.

¿Qué temperatura es alta para un perro?

Una temperatura registrada por encima de los 39.2 ºC es alta para un perro y puede considerarse un estado febril. Ante una temperatura elevada es esencial consultar con un veterinario para descartar cualquier problema grave.

¿Cómo saber si tu perro tiene fiebre sin termómetro?

Aunque un termómetro es el método más preciso para medir la temperatura, algunos signos pueden indicar fiebre en tu perro, como apatía, disminución del apetito, ojos vidriosos y nariz caliente y seca. Si observas estos síntomas, es aconsejable que busques la opinión de un veterinario.

¿Qué pasa si mi perro tiene 36 de temperatura?

Una temperatura de 36 ºC es baja para un perro y puede indicar hipotermia. Es fundamental ofrecer calor y contactar con un veterinario para una evaluación adecuada de la salud de tu mascota.

¿Qué pasa si mi perro tiene 39.6 grados de temperatura?

Una temperatura de 39.6 ºC es señal de alerta y puede indicar un estado febril que debe ser evaluado por un profesional. Este nivel de temperatura requiere atención médica para evitar complicaciones.

Conocer bien los síntomas, causas y cómo actuar en caso de fiebre o hipotermia es clave para mantener a tu mascota saludable y feliz. Recuerda que la prevención y atención a tiempo son fundamentales para el bienestar de tu perro.