LAS PANTERAS NO EXISTEN

con No hay comentarios

Las panteras no existen como especie. Realmente llamamos “panteras” a leopardos o  jaguares que sufren lo que se denomina melanismo.

¿Conocéis el albinismo?, pues en este caso tenemos una mutación con las consecuencias contrarias: en el pelaje hay un exceso de pigmentación negra. Los individuos presentan un elevado nivel de melanina y da lugar a animales con piel, pluma o escamas de color negro.

En el caso de la pantera, realmente lo que ocurre  es que vemos un jaguar (Panthera onca) o a un leopardo (Panthera pardus), que además de tener en negro sus manchas características, presentan el resto del pelaje oscuro, por lo nos engaña y pensamos que al ser un felino completamente negro sin manchas se trata de una especie diferente. De hecho han recibido un nombre diferente debido a la confusión inicial cuando fueron observados.

El melanismo no es exclusivo de estas dos especies, puede darse en otros felinos como en el puma, también denominado “pantera” en ocasiones, o en otras muchas especies diferentes: peces, pingüinos, lagartos o lobos (estos son mis favoritos).

Este fenómeno se debe a unas mutaciones que afectan a los niveles de los pigmentos, y que se han transmitido de generación en generación porque se cree que pueden haber sido adaptativas (lo que quiere decir que de alguna manera los animales con melanismo han tenido alguna ventaja), ya sea para el camuflaje, para la temperatura corporal (obtienen más energía térmica = más calorcito) y se ha encontrado en una población de leopardos salvajes que los melánicos tinenen mayor resistencia a ciertos virus, aunque no está del todo claro el motivo. Sea adaptativo o no, el melanismo nos deja imágenes tan bonitas como la de este post.

Deja un comentario